Es fabricada mediante el proceso de expansión de lámina galvanizada Cold Rolled.

Es un elemento continuo de una sola pieza sin soldaduras ni uniones que garantizan máxima rigidez, resistencia y durabilidad.

El corte realizado en la lámina y su posterior expansión en frío otorgan a la malla un considerable aumento a su resistencia a la ruptura y a su límite elástico.